Muchas veces leemos artículos avanzados de bonsái que nos hablan acerca de los mejores sustratos que deben emplearse para nuestro hobby. Hablan de Akadama, Kiryu, Kanuma, etc. Sin embargo, en nuestra región es difícil  conseguir estos productos y si logramos conseguir sus altos costos también juegan en contra. Por consiguiente, los agricultores de bonsái local miran a la arena gruesa (granulometría variable), tierra de chacra y musgo entre otros como opciones mas factibles a tomar en cuenta en la preparación de sus sustratos y composiciones de tierra.

Hoy, en el mundo del bonsái, se ha comenzado hacer uso de un nuevo tipo de sustrato para el Bonsái, con la peculiaridad de ser menos costoso, con características muy similares a la akadama e inclusive con mejores resultados. Nos referimos al Pomice. Para nosotros piedra pómez.

En nuestro país el pomice procede de todas las zonas cercanas a la gran cadena de volcanes que pasan por la sierra de nuestro país. Por ejemplo, la ciudad de Arequipa, que es un importante proveedor de pomice.

Pomice Calibrata

Pomice Calibrata

 

El pomice es un filo-silicato amorfo, de origen volcánico, con matriz de Si O2 y óxidos de Fe, Mn, Mg, Ca, K y Na con algún otro en muy poca presencia.

Debido a su procedencia y al tipo de solidificación, presenta una estructura porosa, con micro y macro-poros, con aspecto de espuma sólida que, junto a su composición le dan las propiedades especificas idóneas como enmiendas en cultivos agrícolas y especializados como puedan serlo los cultivos de bonsáis, plantas en general y cactus.

Al utilizar el pomice conseguimos una óptima aireación del sustrato y respiración de las raíces, nunca se encharca porque el agua excedente es drenada y la que almacena es administrada al sistema radicular de forma graduada y con ello administramos a la planta los nutrientes que posee la solución acuosa. Lógicamente al ser de origen volcánico con el tiempo sigue manteniendo sus condiciones físicas.  La granulometría más utilizada en el pomice como parte del sustrato para bonsái es:

  1. 3mm-6mm para siembra de semillas, esquejes y bonsái pequeños
  2. 6mm-8mm para siembra de bonsái medianos y grandes

Bajo estas granulometrías mencionadas, el pomice bien puede trabajar reemplazando al Akadama, utilizando 100% sustrato o balanceando con otros tipos de compuestos; esta ultima es mi opción.

Lo que si debe estar claro, es que el pomice antes de usarlo, debe ser bien lavado, a fin de limpiarla de partículas sedimentarias que trae de por si y que podría matar al arbolito si no se procede a lavarlas en zarandajas o escurridoras 3 o 4 veces. Así, cumplimos con 2 acciones importantes para usar el pomice:

  1. Limpiar de sedimento volcánico.
  2. Hacer que el pomice se nutra absorbiendo agua.

Las características principales del uso del pomice es:  

  1. Buena porosidad y ventilación.
  2. No se degrada como la Akadama.
  3. Óptima retención de nutrientes y agua.
  4. Evitamos la contracción y expansión del sustrato lo que en ocasiones puede provocar asfixia radicular en los sustratos.
  5. Un perfecto anclaje y desarrollo del sistema radicular.

064a

Espero haber esclarecido un poco mas acerca de este material de trabajo que tenemos en abundancia y no lo utilizábamos para nuestros bonsái.

Espero haberlos ayudado.

Ing. Henry Humberto Chávez Prada