Las micorrizas son la unión de hongos especializados, que trabajan en asociación con las raíces de las plantas. Estos hongos son llamados simbióticos, porque durante su vida toman de la planta celulosa y algunos compuestos orgánicos básico que no pueden sintetizar, y que les son necesarios para la vida; como contraprestación, ayudan a la planta a fijar elementos como el fosforo y algunos minerales del suelo, que  a la planta por si sola le es difícil asimilar, aumentando el campo de absorción de su raíz. La vida del hongo y el desarrollo de la planta, son por tanto una serie de eventos de mutua necesidad, convirtiéndose en dependientes, el uno del otro y para muchas especies son indispensables.

Las micorrizas aumentan la captación de agua y nutrientes, especialmente de fosforo, así como el volumen de suelo explorado por la planta ciento o miles de veces, y la elongación radical por la emisión de reguladores de crecimiento;  disminuyen la transpiración de las raíces y protegen a la planta del ataque de algunos patógenos, ya que producen sustancias de acción antibiótica u ocupan el espacio en la raíz que colonizaría el patógeno.

Esta asociación benéfica promueve una mayor absorción, y da una mayor protección a la planta a manera de control biológico contra enfermedades del suelo. Como efectos secundarios se puede mencionar que estimula el crecimiento de la planta, mejora el anclaje, mejora la tolerancia a las sequias, estimula una mayor actividad microbiana y en general fomenta un desarrollo integral de la planta.

Micorrizas en formación: Nivel 1

Micorrizas en formación: Nivel 1

 

Micorrizas en expansión: Nivel 2

Micorrizas en expansión: Nivel 2

Micorrizas habiendo colonizado su medio: Nivel 3

Micorrizas habiendo colonizado su medio: Nivel 3

 

Resumen de Ventajas y Beneficios
• Mejora y facilita la exploración del suelo.
• Incrementa el tamaño de las raíces y su capacidad de absorción.
• Promueve la asimilación de agua y tolerancia a la sequía.
• Incrementa la captación de nutrientes (fósforo, nitrógeno, calcio y potasio).
• Promueve la supervivencia y crecimiento de árboles en suelos con pH complicados, con altas temperaturas, bajos en nutrientes y materia orgánica y presencia de metales pesados.
• Incrementa la supervivencia de enfermedades en la raíz y patógenos del suelo.
• Aumento de calidad de la planta, a todos los niveles (raíz, tallo, hojas).
• Capacidad de adaptación a distintos suelos. La calidad del sistema radicular es uno de los criterios más importantes a la hora de evaluar la calidad de las plantas.
• Mayores desarrollos en menor tiempo, logrando volúmenes de producción más altos y de mayor calidad.
• Aporte de antibióticos y herbicidas naturales.

Clases de Micorrizas

Las micorrizas se pueden agrupar en tres principales clases: endotrófas, ectotrófas y ectendotrófas.

  • Las micorrizas del tipo ectotrófo, son hongos que se localizan en la parte externa de la raíz, en forma de capas con variable espesor y a veces formando nódulos, que se presentan como tumoraciones, frecuentemente blanquecinas rodeando las raíces, y de fácil identificación a simple vista. La mayoría de los hongos micorrizogenicos, corresponden en la clasificación taxonómica a las familias Agaricaceae y Boletaceae, y en especial los géneros Boletus, Amanita y Trichilema entre otros.
  • Las micorrizas del tipo endotrófo, son hongos que se localizan en la parte interna de la raíz y muchas veces se puede ver únicamente al microscopio. Al parecer la gran mayoría de las especies tropicales tienen asociaciones del tipo endotrófo, dependen de ellas para su desarrollo; no es alta la especificidad entre estos hongos y las especies, es decir los mismos hongos están presentes en un sinnúmero de especies. Son las denominadas micorrizas vesiculo arbusculares, y hoy se consideran de suma importancia, algunos de los hongos que las forman son el Gigasopora Spp, Glomus Spp, en muchos casos en asociación.
  • Las micorrizas del tipo ectendotrófico, son hongos que existen en algunas especies, localizados en el interior y exterior de la raíz a la vez; conocidos como ectendotrófico.

Relación de Micorrizas x Variedad Forestal

ECTOMICORRIZAS

  • Pinus (pinos)
  • Cedrus (Cedros)
  • Piceas
  • Larix (Alerces) y PseudoLarix
  • Abies (abetos)
  • Fagus (hayas)
  • Quercus (robles y encinas)
  • Castanea (castaños)

ENDOMICORRIZAS

  • Tejo
  • Sequoia y Metasequoia
  • Cryptomeria (Suji o cedro japonés)
  • Taxodium (ciprés de los pantanos)
  • Cupresus (ciprés en todas sus variantes)
  • Chamaecyparis y thuja
  • Juniperus (enebros y sabinas)
  • Tetraclinis (sabina mora)
  • Moreras y Olmos
  • Prunus (cerezos, ciruelos, almendros, melocotoneros)
  • Rosaceas (peral, membrillero, manzano, espinos, piracanta..)
  • Higuera
  • Oleaceas (olivos, Ligustrum, fresnos, jazmin..)
  • Citricos
  • Ginkgo
  • Ericaceas (azaleas, ericas, madroño)

Inoculación de las micorrizas

Debido a la necesidad inconmutable de algunas especies por las micorrizas, es necesario inocularlas en la etapa de producción en vivero, previa a la plantación en el sitio definitivo; los mejores resultados se han obtenido de la siguiente manera:

  • Por Tierra u Hojas: Es un sistema sencillo y en muchas ocasiones origina buenos resultados. Consiste en la obtención de tierra u hojarasca, de sitios en donde se haya establecido plenamente, que existen hongos micorrigenos, por ejemplo dentro de las plantaciones de pinos o robles; la tierra u hojarasca, se transporta hasta el vivero y se combina con la tierra destinada al llenado de bolsas, mezclándola uniformemente en proporción variable, que puede ser por ejemplo, una parte de tierra con micorriza por diez de tierra de vivero. Una vez efectuada la mezcla, se puede utilizar para el llenado de las bolsas o para adicionar al arbolito en el momento del trasplante, con lo cual se garantiza plenamente la inoculación.
  • Por cuerpos fructíferos: Los cuerpos fructíferos, son los órganos mediante los cuales se logra la reproducción de los hongos. Se reconocen comúnmente como paraguas de múltiples colores, sobre la superficie del suelo; llevan dentro de sí una gran cantidad de esporas, las cuales pueden germinar y originar nuevos hongos. El sistema es sencillo; consiste en obtener los cuerpos fructíferos de los sitios donde exista micorriza, generalmente en los bosques de pinos. Se introduce en agua destilada en una licuadora corriente, se licuan completamente para ser adicionados con una regadera a la tierra o a las bolsas en el vivero. La aplicación se efectúa de 6 a 12 semanas después de la siembra con el riego y puede ser guardado en la cámara frigorífica a 2-4 C hasta por 6 meses. Ha mostrado ser un sistema sencillo, económico y practico. Cuando lo utilicemos lo diluiremos en agua y fumigaremos por encima de las plantaciones, posteriormente regaremos para que el hongo pase al sustrato. La dosis a utilizar son de 1 miligramo por planta, con unos 7 hongos podremos micorrizar unas 100,000 plantas. Conviene repetir el proceso varias veces.
  • Micorriza comercial: La micorriza endotrófa se consigue comercialmente en mezcla normalmente con tierra en diferentes tamaños y marcas, la aplicación más eficiente es su aplicación en el momento del trasplante, dado que queda directamente en contacto con la raíz. Normalmente se adiciona 10g. por planta, aunque esta cifra puede variar en dependencia de la micorriza que se utilice, por lo que hay que tener en cuenta las recomendaciones del productor.

Distribución

Esta asociación se presenta en aproximadamente el 90% de las plantas, por lo que se ubica en todos los ecosistemas del mundo y, por lo tanto, en diferentes gradientes latitudinales. Además, es importante destacar que existen hongos que pueden encontrarse en varios tipos de suelos y climas, teniendo un patrón de distribución mundial, el cual indica que están, aparentemente, adaptados a diversos hábitats; no obstante, los factores físicos y químicos del suelo pueden restringir su distribución, por lo que las asociaciones micorricicas pueden considerarse cosmopolitas y generalistas. Por ejemplo, en Perú se han reportado en todos los ecosistemas. Los encontramos desde las dunas en las líneas costeras, hasta ambientes secos, como los desiertos o los húmedos como las selvas lluviosas, así como en los bosques de coníferas en Huancayo.

micorrizas