Club Peruano del Bonsái, “El verdadero arte del Bonsái“; apostó por traer nuevas variedades de semillas de coníferas. Difíciles de encontrar en este hemisferio y que ya hemos comenzado a tener resultados con mucho éxito e ilusión.  Aplicando técnicas de cultivo, cuidado especiales y control de plagas, a fin de lograr nuestro objetivo principal, obtener plántulas bien desarrolladas y sanas, que a futuro se convertirán en arboles de exquisito uso ornamental y por cierto, en bonsái de alta calidad y belleza. El trecho es muy largo, seguro que sí, pero ya hemos sembrado y comenzamos a ver los resultados iniciales. A continuación alguna variedades llegadas a nuestro semillero y que comenzamos a ver resultados positivos:

 

Cedro del Líbano

Cedro del Libano

Crece en las montañas del Líbano. Árbol bíblico y de exquisita madera y follaje atractivo. Nombrado en muchos pasajes de la biblia. Se utilizó para construir el primer Templo de Jerusalén. Se dice que es el Árbol de Dios. Llega a crecer entre 40 y 45 metros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cedro Atlántica

Cedro Atlántica

Crece en los Montes Europeos. De belleza inigualable y aroma soberbio. Numerosos Cedros Atlántica adornan los jardines de La Casa Blanca en los Estados Unidos. Es un árbol de tamaño mediano a grande, de 30 a 35 m (raramente llegan a 40m) de alto, con un diámetro del tronco de 1.5 a 2 m.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pino Uncinata

Pino Uncinata

Conocido como Pino Negro de la Montaña. Se distribuye en los Alpes y Pirineos. Conífera muy fuerte y follaje denso y oscuro, es el clásico pino de bonsái al natural que se puede encontrar en las montañas Europeas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pino Mugo

Pino Mugo

Bellísimo pino “enano”. No crece más de 4 metros. Es una conífera de porte rastrero. Crece en los Alpes y Pirineos. Aunque es una conífera muy rústica prefiere vivir en cierta altitud.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pino Silvestre

Pino Silvestre

Puede llegar a medir 30 m de altura por unos 5 metros de circunferencia. Se extiende por todo Europa llegando hasta el Oeste de la Siberia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pino Nigra

Pino Nigra

Es una especie moderadamente variable, que aparece por todo el sur de Europa desde España hasta Crimea, y también en Asia Menor, Chipre, y localmente en los montes Atlas del noroeste de África. Alcanza de 20 a 55 metros de altura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pino Pinea

Pino Pinea

Pino de talla media, entre 25 y 30 m. El sistema radicular es muy potente, con una raíz principal y unas secundarias bien distribuidas y adaptadas para extraer el agua de las capas más profundas de la tierra. De color muy bello. Muy rustico y fuerte para principiantes en el bonsái.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pino Halepensi

Pino Halepensi

Puede alcanzar los 25 m de altura. El tronco es macizo y tortuoso, de corteza gris rojiza y copa irregular. Estróbilos rojizos de forma oval de unos 10 cm de longitud. Acículas largas agrupadas de 2 en 2, muy flexibles y ligeramente amarillentas. Piñas pequeñas y pedunculadas. Es muy resistente a la aridez.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pino Thunbergii

Pino Thunbergii

También llamado Pino Negro Japonés. Muy apreciado en el mundo por sus formas y color. Los Pinos negros son muy fuertes y toleran bien las malas condiciones, sobreviven en la naturaleza en suelos carecen de nutrientes.

 

 

 

 

 

 

 

 

Tenemos algunas variedades más que aún no tenemos resultados como Picea Abies, Abies Pinsapo y otras más pero seguiremos intentando con diferentes pruebas hasta lograr el éxito en su reproducción en climas templados como Perú. Así también, anunciamos que próximamente estaremos importando semillas certificadas de alta calidad de las variedades Ginko Bilova, Pino Pentaphylla y Sequoyas Gigantes. Para mediados de la primavera 2014 tendremos independizadas nuestras plántulas de este primer ciclo de siembra. Todavía tendremos para cinco periodos de siembra, así que nuestras perspectivas comienzan a ser altas. Cualquier consulta, por favor acceder a nuestra sección Ventas / PreBonsai; que pronto pondremos a disposición de Uds. las diversas variedades mencionadas, tanto en semillas y plántulas, pues nuestro deseo es compartir nuestro pequeño logro, que hallan muchos cultivadores que tengan estas variedades y que el arte del bonsái se difunda y desarrolle en nuestro país. Es mi ilusión y deseo.

Ing. Henry Humberto Chávez