Bonsai Chino: muy ligado a la filosofía y la cultura china de entender las cosas y, por tanto, un bonsai no es una copia o imitación de los árboles en la naturaleza, sino que es una creación artística que pretende expresar un estado de ánimo o un ambiente a través de un paisaje o la escena de un árbol, con una fuerte carga simbólica y poética.

Bonsai Chino

Bonsai Chino

 

Bonsai Japonés: es la copia de un árbol en la naturaleza, perfecto e idealizado en los cánones de la estética y la belleza de los árboles, mostrado en su máximo esplendor.

Bonsai Japones

Bonsai Japones

Es importante entender estas diferencias, entre bonsai chino y bonsai japonés, sobre todo teniendo en cuenta que el bonsai que se ha difundido por occidente es el de estilo japonés y bajo nuestra óptica, aprendida de Japón, un bonsai modelado en estilo chino es un bonsai poco atractivo, por tanto, mal valorado por no ser entendido correctamente desde las premisas diferentes que lo originan.

Dicho esto, cualquier aficionado con una cierta experiencia es capaz de opinar sobre un árbol modelado en cualquier de los estilos y valorar su armonía en relación a sus ramas, tronco, raíces, tamaño-escala, salud, etc., no obstante, los aficionados que comienzan y el publico en general tiene cierta dificultad para apreciar y valorar de forma correcta los árboles de una exposición, en una tienda especializada, en un supermercado, etc., por lo que vamos a tratar de explicar los puntos más importantes que hay que tener en cuenta para valorar un bonsai como bueno, malo, fuera de serie, caro o barato por el precio, etc.